Generar los competencias correctas constituye el mejor de los incentivos para que el personal de una empresa cuente con los elementos necesarios para cumplir con lo dispuesto en la legislación sobre esta materia.